was successfully added to your cart.

Carrito

Isla de Pascua

Por 4 julio, 2018 septiembre 20th, 2018 Reflexiones misteriosas
isla de pascua

Durante décadas el misterio de la Isla de Pascua ha ocupado la mente de muchas personas por todo el mundo. Un pedazo remoto de tierra volcánica situado en el Océano Pacífico Sur en cuya superficie habitan unas misteriosas estatuas de piedra que constituyen uno de los grandes enigmas de la humanidad.

¿Quién creó estas enormes cabezas de piedra? ¿Qué propósito tenían? ¿De dónde llegaron sus creadores y a dónde se fueron?

Rapa Nui es el nombre con el que denominaron a la isla sus primeros habitantes, esta ínsula pertenece a Chile y se considera como uno de los lugares más distantes en el mapa (por ello se le conoce también como “el ombligo del mundo”). Su superficie, de 100 Km², sirve de hogar a 887 enormes estatuas de piedra, llamadas Moai, que comenzaron a tallarse entre los siglos XIII y XV.

Sus peculiares caras con narices largas, barbillas anchas, orejas rectangulares y ojos profundamente hundidos, desprenden un inevitable halo misterioso a cualquier persona que las mire. En un principio se pensó que las estatuas estaban formadas sólo por sus cabezas pero, sorprendentemente, se descubrió que había cuerpos enteros ocultos bajo tierra unidos a estas cabezas.

Los Moais tienen un enorme tamaño llegando a alcanzar los 21 metros de altura y pesar alrededor de 297 toneladas, por lo que las enormes cabezas representan aproximadamente 3/8 del tamaño total de la estatua.

La mayoría de las estatuas fueron talladas con un material proveniente de la ceniza volcánica comprimida. Curiosamente casi todas (excepto un grupo) miran hacia el interior dejando sus espaldas hacia el océano; lo que hacía creer que los Moais eran los protectores de los habitantes de la isla.

Pero una de las preguntas más frecuentes es cómo se distribuyeron estas enormes estatuas por toda la isla. Cuando llegaron los primeros europeos, en 1722, encontraron una pequeña población local de entre 1500 y 3000 personas. ¿Cómo podrían correlacionarse aquellas gentes con los cientos de estatuas que había en la isla?

Numerosas son las teorías sobre cómo se movieron los Moais. Una de las más populares, entre los amantes de los misterios, fue la creencia de que las estatuas fueron creadas y movidas por los extraterrestres. Pero la piedra con la que se construyeron estos bustos proviene de la isla misma; el lugar del nacimiento de la mayor parte del material fue un volcán extinto situado en el noreste de Rapa Nui.

Esta isla sigue siendo uno de los puntos más misteriosos del planeta…