was successfully added to your cart.

Carrito

Lluvias de Animales

Por 16 septiembre, 2021 Reflexiones misteriosas

Tal vez pueda sonar a ficción o fantasía pero este sorprendente fenómeno meteorológico (si así puede llamarse) es muy real y se produce cuando del cielo caen un gran número de animales, que mayormente suelen ser de una misma especie. Estas particulares lluvias de animales se han producido a lo largo de los años en numerosos lugares del mundo.

Pese a que este suceso pueda recordar a alguna profecía o un castigo divino son varias las civilizaciones que se han visto afectadas por este tipo de lluvias. En la época antigua algunos papiros aseguran que en el Egipto de los faraones se habían dado casos de lluvias de pájaros y de peces. En el sagrado libro de la Biblia se hace referencia a otro tipo de animales caídos desde el cielo como es el caso de las ranas, en el caso del Éxodo haciendo referencia a una de las diez plagas.

Durante la Edad Media este fenómeno se produjo en varias ocasiones y esto llevó a los habitantes de dichas zonas a creer que los peces nacían ya adultos en el cielo y caían de inmediato al mar.

En la época moderna varios son los testimonios recogidos en notas de prensa o atestiguados por numerosas personas lo cual da una veracidad mucho mayor a este fenómeno, cuanto menos sorprendente, de la lluvia de animales. Es el caso de la ciudad noruega de Bergen en donde, en 1578, se produjo una lluvia de ratones. En 1861 tras un temblor de tierra en Singapur se sucedieron tres días de abundantes lluvias durante las cuales pudieron verse charcos que contenían gran cantidad de peces, siendo varios los testigos que afirmaban haberlos visto caer del mismo cielo. El 15 de enero de 1877 la ciudad estado unidense de Mémphis fue regada por un chubasco de serpientes en donde algunas de ellas llegaban a medir hasta 45 centímetros. En España la ciudad de Valencia sufrió en 1880 una lluvia de codornices que dejó atónita a gran parte de su población y que fue publicada en varios medios de comunicación. Según el mismísimo periódico americano Washington Post se produjo una precipitación de canarios muertos en la ciudad de St. Mary´s City en el estado de Maryland, en enero del año 1969.

Otros países del mundo también han sufrido este tipo de inclemencias meteorológicas que han dado precipitaciones de cangrejos en Australia, en la región de Nueva Gales del Sur en 1978, peces en Grecia en 2002 según publicó el periódico francés Le Monde o arañas en Salta (Argentina) en 2007.

Según algunas explicaciones científicas el fenómeno de la lluvia de animales es debido a la presencia de fuertes vientos que son capaces de atrapar y transportar a varios kilómetros a algunos animales y debido a la depresión de la tromba.

En algunas ocasiones se han encontrado animales que todavía estaban vivos tras la caída incluso algunos en estado de semicongelación. Como fue el caso de Kim Ho en 1997, cuando este pescador coreano fue golpeado en la cabeza por un calamar congelado que cayó del cielo causándole graves daños cerebrales y dejándole en coma durante dos días.